Aprovecha el invierno para tratar las várices.

Ha llegado el invierno en la parte norte del planeta y con él, una oportunidad única en el año para tratar las várices.

El procedimiento más común es la extracción de la vena safena. Esta se realiza haciendo dos pequeños cortes en ambos extremos de la vena e insertando un instrumento para extraerla.

Se trata de una operación sumamente sencilla que, sin embargo, puede traer algunas molestias si no se mantiene un adecuado cuidado.

Después del procedimiento, existe la necesidad de comprimir, en los posteriores días, las piernas. Usar medias para várices, alivia la inflamación, pero aumenta la temperatura.

Después de una safenectomía son frecuentes los moretones y el enrojecimiento de la piel a consecuencia directa de los tratamientos. Una alta exposición al sol y el calor afectaría de manera adversa a la recuperación del paciente.

Algunos médicos recomiendan realizar los procedimientos en otoño e invierno para evitar molestias adicionales a los pacientes.

Continua navegando y conoce con nosotros los tratamientos más innovadores para la recuperación de la salud de tus piernas.

Leave a Reply